De cómo el señor Pepinito de los Palotes me sedujo.

ignorarla

Si bien cada día le coqueteo más y más a la libertad y me encanta, pienso que es una cosa peligrosa. Peligrosa porque la libertad es cómoda y no permito que nadie ni se acerque a incomodarme, y si veo una amenaza, cojo mis tenis y corro.  La libertad me ha enseñado, sobretodo, lo que NO quiero en la vida y en el amor. Por lo tanto, deduje como quiero mi próximo chico, o más bien como NO lo quiero.  Así que sin pudor ni reserva voy descartando los que no cumplen mis requisitos y por eso llevo un año y medio sola.

Es así como luego de tanto esperar, luego de que algunos altos, bajos, gorditos y flaquitos, mayores y chiquilines de aquí y de allá, divertidos y serios, unos que les gustaba mucho y otros por pasar el rato, me tiraran los perros y yo me negara y descartara y sobre todo, no me trasnocharan;  Luego de tanto esperar… me gusta un chico. Y sí que me gusta.

Luego que la libertad me había enseñado que era lo que NO quería, como toda una alumna juiciosa que he sido a lo largo de mi vida, debo decir que este chico, el señor Pepinito de los Palotes, que finalmente me gustó, es todo lo que NO quería: es de mi edad, no es guapo ni tampoco alto, borracho, no vive solo, no tiene claro su norte, no es artista y sobre todo no me consiente.

Así que lo encontré, tal cual NO lo quería, pero finalmente lo encontré. O sea que me rectifique que sí hay chicos, aunque escasos, que me puedan despertar las hormonas y alocármelas, como él. Lo veo y me encanta, se va y lo recuerdo, me habla y tartamudeo pero además, lo más triste de todo es que me quedo como una tontarrona sin saber qué hacer o qué decir, sin saber si mirar o ignorarlo. Así que sin audacia alguna logro las dos en un minuto, lo miro y lo ignoro. Si me vieran, juro que se burlarían de mí.

Lo veo y siento que me coquetea y lo sé, pero igual lo dudo. Le coqueteo, y lo sabe, y no lo duda. Así como me gusta, y lo sabe, y yo no le gusto, y lo sé.

No le gusto y aunque junto a mis amigas hemos aprendido y teorizado acerca de eso que “no a todos hay que gustarles” o “tenemos derecho (léase bien, derecho) a NO gustar”, y que así como hay varios que a mí no me gustan, hay otros muchos a quienes yo no les gusto. Así como también hemos hablado del timming (o tiempo) y sé de memoria eso que a veces sencillamente no es el momento, por la razón que sea, de alguna de las partes.

Para mí ha estado difícil y sí me lo tomo un poco personal. ¿Por qué será que no le gusto? ¿Por qué no me conoce? ¿Por qué no me invita a salir? ¿Por qué Diablos no intenta sólo a ver qué pasa? ¿Tiene un amor? No lo sé, y nunca lo sabré, pero cuánto me gustaría saberlo.

Se la pasa uno teorizando y sacando falsas conclusiones. “No, es que es muy niño”, “No, es que no quiere herirte” (¿Herirme? Ya me han herido lo suficiente y no morí, lo puedo manejar), “No, es que prefiere rumbear”, “No es que…”, “No es que…” “No es que no le gustes, es que no es el momento…” NO ES QUE TODOS ESTOS ES QUES SON FANTASIAS.

Sencillamente llegó alguien por quien sacrificaría parcialmente mi deliciosa libertad, alguien por el que realmente me interesé y me sacó maripositas en el estomago y algunos pensamientos de más, alguien con quien no pensé en casarme ni mucho menos, pero sí en darme algunos besos ricos (y si que me los di, ricos, pero no suficientes). Alguien con quien dejar salir lo tierna y sensual que puedo llegar a ser, alguien con quien compartir algunas idas a cine, algunas rumbas, y esas algunas cosas que uno espera que pasen y que uno sólo quiere y sólo puede dejar que pasen con unos cuantos. Llegó, pero no llegó. Llegó y no dejó que nada de lo que me imaginé pasara.

Sin embargo, debo confesar, que según un alguien muy importante para mí, la indiferencia del chico es lo que yo encuentro dulcemente atractivo. Que él no quiera estar conmigo y me trate como una más es lo que me seduce. Que él me coqueteé un día sí, y dos no, es lo que me hace esforzar para gustarle. Que no me invite a salir y me quede mal es lo que me hace tenerlo en mi mente todo el tiempo pensando ¿por qué no me invita? ¿Por qué me queda mal? ¿Por qué? ¿Por qué? Y ¿Por qué? Que no me busque es lo que me hace buscarlo, que sepa que me gusta y no haga nada me da impotencia y frustración, así que me la paso descifrandolo. Que no me mire como otros, que no me diga que me veo linda, que no le interese leer mis locuras… que me ignore…

Y sí, la dosis perfecta de indiferencia es matadora. Si bien ya no va a pasar nada con el señor Pepinito de los Palotes confirmo que como me dijo ese alguien, la indiferencia, las cosas un poco difíciles y no ponerme un reino lleno de corazones, unicornios y arcoíris a mis pies para ejercer mi condición de princesa, me seduce. Así que este señor me sedujo, sólo porque no le gustaba. ¿Será que algún día llegará uno que me sepa seducir y que además yo le guste?

About these ads

41 pensamientos en “De cómo el señor Pepinito de los Palotes me sedujo.

  1. jajajajaja el sr pepinito de los palotes!!!! eres lo maximo sabias??? by the way….. puedo saber quien se ha ganado TAN oneroso nombre??? es que no es fulanito, ni peranito, es PEPINITO DE LOS PALOTES!!!!!!!!!!!!! oseaaa tiene que ser algo WOW!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. El termino Pepinito de los Palotes me recordo mucho a mi mami. Ella siempre lo decia.
    Me hiciste sonreir. Como siempre!!
    Ahora, mas importante, me parece clave saber que NO se quiere, para no equivocarse.
    Crei saberlo, pero creo que no me conozco mucho. Estoy empezando el proceso de descubrir y disfrutar mi soledad y mi libertad.
    Me gustaría tener esa claridad de pensamiento.
    Gracias por la inspiración!!

    • No sabes la felicidad que me da hacerte sonreir. Espero siga siendo asi Mafe.
      un Abrazo.
      Avisame en lo que neceistes para vivir tu soledad. Es una delicia cuando la conoces y la miras de frente. Lo prometo. Ese dia, encuentras la clariadad de pensamientos que quieres, aqui estare, haciendote fuerza.

  3. Es la ley de la reciprocidad del amor. Tu quieres a quien no te quiere tanto como quien tu quieres quiere a otra persona que no lo quiere.
    (Tu quieres a quien no te quiere) = (A quien tu quieres quiere a otra persona que no lo quiere).

  4. Bueno una cosa más en común que tenemos hombres y mujeres: nos encanta la vieja que no nos para bolas.
    No somos tan distintos. Solo confundidos.
    Saludos.

  5. Creo que estoy de acuerdo…..Lo que más te gusta (y nos pasa a muchas) es que te ignore.
    Y continuar preguntándose ¿por qué? tal vez no sea la solución, pero nos da un poquito de libertad para seguir soñando con que algún día lleguemos a gustarle

  6. jaajaja comienza a ignorarlo, a tratarlo mal y verás cómo ahí si le gustas. Somos animales de caza… y es no nos lo quita nadie! jajajajaja… Entre más difícil, más deseado.. reglas de la vida que no entiendo, pero así funciona!! :D

  7. No se si ya la habías leído…..
    FEMALE PRAYER Before I lay me down to sleep, I pray for a man, who’s
    not a creep, One who’s handsome, smart and strong One who loves to listen
    long, One who thinks before he speaks, One who’ll call, not wait for
    weeks. I pray he’s gainfully employed, When I spend his cash, won’t be
    annoyed. Pulls out my chair and opens my door, Massages my back and
    begs to do more. Oh! Send me a man who’ll make love to my mind, Knows what
    toanswer to “how big is my behind?” I pray that this man will love me to
    no end, And always be my very best friend. Amen.

  8. Definitivamente, es q a veces ese principe azul como q aburre no?? Somos mazoquistas, nos gustan q nos traten bien pero al mismo tiempo q no sean perfectos jajaja tieen razon ellos en decir q quien nos entiende!

  9. Tal cual! ese que nos ignora, que nos hace el feo, es el más nos gusta, el que nos mueve el piso…somos masoquistas por naturaleza, nos gusta que nos den con el palo en la cabeza y no aprendemos, nada que hacer. Y yo soy obstinada cuando una persona me gusta, me declaro mala perdedora y entre más me ignoran, parecen atarme más a ellos. Hasta que se me pasa la vaina y simplemente me voy, pero sí que demora en pasarse. :)

  10. sabes los hombres, nos atemorizan más las mujeres que el miedo que tu expresas, pero yo como hombre es que nosotros cuando nos hacemos “adulto” pensamos tanta vaina y no nos vemos ya como personas, si no como inversión o gasto, y dejamos esa forma de coquetear infantil aun lado y sabes eso es lo que verdaderamente enamora.

  11. Definitivamente comprendes la Naturaleza de la mujer!!! que jartera que sea cierto!!!! me encanta tu manera de escribir, tienes un estilo que absorve y no te deja despegarte ni un segundo!!!! ademas me he reido como nunca, como tarada viendo que mas de una vez me ha pasado lo mismo!!!! Congrats!!!

  12. So?, a las mujeres les gustan más los indiferentes que los rosas?, o que tal cuando aquel indiferente les hace caso y se derrite por ustedes? que viene despues?

  13. ¡Oh por Dios! Creo que he encontrado a mi Sr. Pepinito de los Palotes… Ya veremos sí es la excepción o la regla, por ahora la historia está en continuará…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s